SF-ARANCIA
Lugar: Centro de Pastoral Pablo VI, Buenos Aires
Horario: 9:00 a.m. A 5:00 pm
Separa ya tu cupo. No te lo puedes perder.
Recuerda que es una oportunidad única que te mereces.

Inscripciones para el DÍA DE FORMACIÓN

SFONDO OCRE

REUNION DE JUNTAS COORDINADORAS

Viernes, 29 de septiembre de 2017 - Hora: 6:30 p.m
Centro Pastoral PABLO VI - Cra 35 #48A 63 Buenos Aires

formacion

Domingo, 29 de octubre de 2017 - Hora: 8:00 am A 5:00 p.m
Lugar: Seminario Mayor de Medellín
Es hora de invertir en tu enriquecimiento Espiritual.
Anímate... Te estaremos esperando con gran alegría.

CAPILLA CER MEDELLIN

NUESTRA SEDE - PBX. 239 47 64 - WhatsApp 319 494 97 85 - secretaria@cermedellin.org - Cra 35 #48A 63 Buenos Aires

LECTIO DIVINA

Encontrarás una ayuda para la realización de la Lectura Orante de la Palabra de Dios

ORACION

Escribe tu oración o intención para que en comunidad la pongamos en manos de Dios

Cronograma de actividades

Actualidad de la Iglesia

¿CÓMO VA LA PREPARACIÓN PARA LA VISITA DEL PAPA?

Desde la celebración de Pentecostés, hemos creado un ambiente especial y hemos comenzado a realizar una serie de actividades que nos ayuden a aprovechar bien la próxima Visita del Papa Francisco a nuestro país y más concretamente a nuestra Arquidiócesis. Hemos dicho que no podemos dejar que la Visita del Santo Padre sea un acontecimiento transitorio sin consecuencias importantes para nuestra vida. No podemos permitir tampoco que la Visita se vuelva solamente un acontecimiento de tipo social, cultural, económico, político o folclórico.

Debemos revisar, por tanto, si estamos logrando los objetivos concretos que nos hemos trazado: Renovar y reforzar nuestra fe en Cristo, potenciando los procesos de discipulado que tenemos en marcha; empeñarnos en construir comunidad tanto en el ámbito social como en el eclesial, a fin de proteger la familia, favorecer la reconciliación y estrechar lazos de solidaridad y fraternidad en todos los niveles; contribuir a transformar nuestra sociedad para que no tenga más las plagas de la mentira, la injusticia social, la corrupción y la violencia.

Miremos, de un modo concreto, si estamos empleando adecuadamente los medios que nos hemos propuesto y, por consiguiente, podemos esperar buenos resultados:

  1. ¿Estamos orando e invitando a la oración para alcanzar de Dios los mejores frutos de este gran momento eclesial?
  2. ¿Estamos dirigiendo la adoración del Santísimo los jueves y estamos realizando las vigilias de oración programadas, según las intenciones de la Visita del Papa?
  3. ¿Estamos empleando los videos que se han elaborado con relación a la Visita para motivar a la comunidad antes de la Eucaristía dominical?
  4. ¿Estamos difundiendo las orientaciones e informaciones que se han dado a través de los medios de comunicación, particularmente de los medios de la Arquidiócesis?
  5. ¿Estamos aprovechando las celebraciones y los encuentros pastorales ya establecidos para preparar la comunidad a recibir el mensaje del Sucesor de Pedro?
  6. ¿Estamos acompañando a las instituciones educativas en este camino espiritual y pastoral que debemos hacer antes de esta Visita Apostólica?
  7. ¿Estamos disponiendo todo para que el encuentro con el Santo Padre deje en las parroquias nuevas comunidades eclesiales y nuevos grupos apostólicos?
  8. ¿Estamos realizando las visitas a las casas para llevar un anuncio de la vida cristiana y ofrecer la programación pastoral de la Parroquia?
  9. ¿Estamos promoviendo diversas iniciativas para motivar a los jóvenes en su vida cristiana y para atraer a algunos que están alejados?
  10. ¿Estamos poniendo la mayor atención en la realización de los encuentros catequéticos con los temas propuestos por el Comité Nacional para la Visita?
  11. ¿Estamos realizando bien la peregrinación con la imagen de Nuestra Señora de la Candelaria por las parroquias, como un especial momento de animación espiritual?
  12. ¿Estamos comprometidos cada uno de nosotros, a nivel personal, en hacer de esta Visita un momento de gracia de acuerdo con nuestras necesidades personales?

Yo he visto en general gran entusiasmo y espero que todos podamos responder afirmativamente a estos doce interrogantes. Sin embargo, pensemos que de ahora en adelante debemos impulsar aún más las cosas, pues tenemos que lograr que la Visita del Papa nos sirva para fomentar el sentido de pertenencia y compromiso con la vida de la Iglesia; para revitalizar las parroquias; para atacar los males que afectan a las familias y a la juventud; para promover actitudes de reconciliación en una sociedad polarizada e indiferente frente a la grave situación que vivimos; para acercarnos todos más a Dios, que es la fuente de la vida y de la alegría verdaderas.

Arzobispo de Medellín

Monseñor Ricardo Tobón Restrepo

Fuente: http://arqmedellin.co

Oración para la Visita del Papa Francisco a Colombia

Padre de misericordia, Tú has sembrado en nosotros la semilla de la fe, para que seamos hijos tuyos y discípulos misioneros de Jesucristo. Haz que nuestra vida sea testimonio visible de tu Reino y demos a conocer a todos tu Palabra.

Te damos gracias por el papa Francisco, y te suplicamos que su visita a Colombia sea un tiempo de bendición, que nos confirme en la fe y nos ayude a dar el primer paso, para comenzar con Cristo algo nuevo en bien de todos los colombianos.

Suscita en nuestros corazones esperanza, perdón, amor y paz, para que con la ayuda de tu Espíritu hagamos posible el reencuentro entre los colombianos por medio de la reconciliación.

Te suplicamos, Padre de bondad, que, por intercesión de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá, esta visita del Santo Padre, nos abra la mente y el corazón al Evangelio de Cristo nuestro Señor.

Amén

ESTADO LAICO

Argumentar que Colombia es un Estado laico se ha vuelto cada vez más frecuente; lamentablemente se hace para rechazar de tajo la participación de la Iglesia católica o de otras confesiones en diversos ámbitos públicos y para calificar como injerencia o intromisión indebida el anuncio de los valores fundamentales de la fe cristiana.

En el fondo, esta premisa, para algunos, lleva a la exclusión absoluta en el ordenamiento social de cualquier principio o convicción que tenga origen en la fe o en la religión, así como a la promoción de leyes y políticas públicas que, precisamente, vayan en contravía de los valores morales que están a la base de la práctica religiosa.

¡Esto es un sofisma! Conviene, por tanto, que tengamos claridad sobre el significado del Estado laico.  Pienso que nos ayudarán bastante siete afirmaciones del Papa Benedicto XVI al respecto.

  1. Hay que reconocer la legítima autonomía de las realidades terrenas: así lo declara el Concilio Vaticano II, en su Constitución Pastoral Gaudium et Spes (n. 36). Quiere decir que las realidades terrenas ciertamente gozan de una independencia efectiva de la esfera eclesiástica; la Iglesia no determina cuál ha de ser el ordenamiento político y social de un país. El mismo Papa Francisco en diversos escenarios ha promovido la laicidad del Estado, porque así se garantiza la libertad religiosa.
  2. Pero, el Estado no puede considerar la religión como un simple sentimiento individual, que se debe confinar al ámbito de lo privado; al contrario, es misión suya garantizar la expresión pública de la fe. Por ello, el Estado debe reconocer a las confesiones religiosas el libre ejercicio de las actividades cúlticas, espirituales, culturales, educativas y caritativas de la comunidad de los creyentes.
  3. Excluir la religión de la vida social socava los fundamentos mismos de la convivencia humana. Desconocer la fe de las personas, en efecto, es una amenaza para la vida social.
  4. La comunidad cristiana, a través de quienes las representan legítimamente, tiene el derecho de pronunciarse sobre los problemas morales que interpelan la conciencia de todos los seres humanos.
  5. La Iglesia católica, desde su identidad y misión, promueve y defiende los valores que, antes de ser cristianos, son humanos, y que dan sentido a la vida de la persona y salvaguardan su altísima dignidad.
  6. No está bien, ni corresponde a la correcta comprensión del Estado laico, promover manfiestaciones de hostilidad contra cualquier forma de relevancia política y cultural de la religión, en particular, contra la presencia de todo símbolo religioso en las instituciones públicas.
  7. Los cristianos, en cualquier ámbito y situación, especialmente en lo público, siempre hemos de testimoniar el amor de Dios y sus mandamientos, que no oprimen, sino que nos libran del mal y nos hacen felices.

Alguno podrá decir que estas son afirmaciones de la misma Iglesia que no tienen validez alguna.  Se puede, entonces, mencionar que los Estados con una dilatada tradición en su condición de “laicos” involucran estos principios en sus constituciones.  Pregunto finalmente, ¿defendería la Iglesia católica en su Magisterio, como lo ha hecho reiteradamente, la concepción del Estado Laico si ésta, comprendida rectamente, implicara la negación total de la participación de los católicos en la vida pública?

+ Elkin Fernando Álvarez Botero

Obispo auxiliar de Medellín

Secretario General de la Conferencia Episcopal

Pequeñas Comunidades

Por Monseñor Mauricio Vélez